DOMINANDO LOS TIROS DE LARGO ALCANCE.

 

Compuesto, caza con arco

Es algo que motiva, a todos nos gusta enviar flechas carbono a grandes distancias. Es divertido. Con esto claro, dele dos vueltas a esto en su cerebro: La caza con arco es una actividad de distancias cortas. Sí, los equipos de arco, flecha y accesorios de hoy son capaces de hacer cosas increíbles, eso no significa que deba comprar uno, colocarse a 90 metros y dejarse fracasar por no hacer bien las cosas. Lo mismo es válido para aquellos que han estado tirando desde hace mucho tiempo, pero están luchando con el pánico al amarillo y que les ha llevado a problemas de precisión. El tiro a larga distancia, si no se aborda de la manera correcta, puede ser una receta para la frustración, la ansiedad y la pérdida de disfrutar tirando.

Si es nuevo en el tiro con arco y quiere aprender a disparar mejor, genial, esto es correcto. Si alguna vez pudo darle a un objetivo a grandes distancias, pero ahora siente que está luchando con su arco cada vez que tira, siga leyendo. La próxima información le ayudará a disparar mejor a distancias cercanas y lejanas. Mucho mejor.

Sintonizar el Arco.

Nada supera a tener un arco ajustado que dispara flechas rectas como dardos. Es probable que en la tienda o en su club le hayan ajustado básicamente su equipo, pero ahora que tiene a su nuevo bebé en casa o ha pasado algún tiempo sin mirar para él,  debe de verificar el ajuste y sintonizarlo. ¿Por qué? Es probable, especialmente si es nuevo en el campo de tiro, que su agarre, al igual que su anclaje, tengan una influencia particular en el equipo. Un ligero cambio en el agarre puede generar torque, lo que puede alterar el vuelo de la flecha. Muchos arqueros nuevos, así como aquellos que luchan con su técnica de tiro, pueden ejercer mucha presión en la cara (nariz, labios, mejillas o una combinación de ambas) con la cuerda. Esto también puede afectar negativamente al vuelo de la flecha.

Visite su Club o  instale un dispositivo de ajuste de papel en su patio trasero. Construir uno es muy fácil. A menudo se usa un marco de madera de 50 x 50 cm., papel y una grapadora. Póngase de pie a metro y medio del papel y dispare una flecha. Si tiene un desgarro (derecho, izquierdo, alto, bajo o una combinación de ellos), debe repararlo. Consulte el Manual de puesta a punto de EASTON.



Primero, evalúe su agarre. Sus nudillos deben estar en un ángulo de 45 grados y el centro de la empuñadura del arco debe descansar fuera de la línea de vida de la mano del arco. Además, su agarre debe estar relajado. El arco no se le escapará de la mano, así que no lo apriete con fuerza. Intente relajarse desde el codo hacia delante.
A continuación, evalúe su anclaje. La punta de la nariz debe descansar suavemente sobre la cuerda, y la posición de la mano de liberación debe anclar contra la cara. Ponga especial atención a que los emplumados de la flecha no impacten en la cara. Si siente que una pluma hace tictac en su cara en el momento del disparo, o nota que la pluma se ondula o se decolora, está recibiendo contacto. Si este es el caso, ajuste su anclaje. La flecha debe descansar en el área entre el labio inferior y el mentón. La cara crea un valle en esta área, lo que reduce la posibilidad de contacto.


Después de trabajar en su agarre y anclaje, dispare otra flecha. Le sorprenderá. Estos simples cambios pueden eliminar totalmente el desgarro del papel negativo. Si no es así, y está familiarizado con las roturas de papel y lo que significan, es posible que deba mover su reposa, cambiar la posición de su “loop” o alterar la sincronización de sus poleas. Si no es un técnico experimentado en arcos, visite su club y solicite la ayuda de un monitor experimentado.

¡No dispare!

Su arco está perfecto en papel. Eso es genial. Le dará confianza, y la confianza es clave. Ahora es el momento de aprovechar esa confianza. Coloque un objetivo en un parapeto y colóquese a cinco metros de él. Agarre bien, abra y ancle. Desarrollar este sistema es imprescindible. Ahora deje que su “Pin” flote sobre el objetivo con su dedo índice o pulgar apoyado en el gatillo. Debe aprender a encontrar el gatillo y darse cuenta de que no hará que el arco se dispare con la más mínima presión. Si lo hace, necesita aumentar la dureza del gatillo. No puede tener miedo de tu disparador. Encontrar su disparador es un elemento clave para el proceso de disparo. No queremos que el dedo o el pulgar descansen sobre el gatillo y lo muevan.

No está apuntando a un lugar, solo está dejando que su “pin” flote. Mantenga hasta el agotamiento y luego baje. No dispare la flecha. Tómese unos segundos para que sus músculos se relajen y luego repita el proceso. Piense en esto como en levantar pesas. Haga cuatro series de 10 y luego termine el día. Repita este proceso durante cinco días sin disparar una flecha. Es difícil no disparar, pero confíe, al final valdrá la pena.

 

Ejecutar

Prepare un parapeto sin diana o tape los puntos con un papel liso, manténgase a cinco metros del objetivo. Realice su proceso de agarre, apertura y anclaje. Asegúrese de encontrar el gatillo tal como lo hizo en las sesiones de entreno anteriores. Deje que el “pin” flote un rato  y deje que el disparador dispare el arco. No se ponga tenso. Encuentre ese gatillo mientras deja flotar el índice, empuje con fuerza el arco hacia el objetivo con el brazo del arco e imagine que hay una pared detrás hacia la que está empujando el codo hacia atrás. Mientras hace esto, relaje la mano del disparador. Hágalo bien y la flecha desaparecerá en el proceso. Cada día durante cinco días, repita este proceso a una distancia de cinco metros. Pronto notará que no hay ansiedad ni preocupación. Simplemente está revisando su sistema hasta que la flecha golpea el foam. Es una gran sensación y, de nuevo, aumentará su confianza.

20, 30 y 40

La mayoría de los cazadores de los EE.UU. abaten cientos de piezas durante los años de sesiones de caza con arco.  Allí, la distancia promedio de tiro en el juego es de 32 yardas (29 metros). Recuerde, la caza con arco es una actividad cinegética de corto alcance.

Está lleno de confianza. Tiene un equipo ajustado y que funciona. Coloque una diana, retroceda a 20 metros, elija un lugar y revise su equipo. No se preocupe por intentar mantener ese índice (pin) en la zona muerto. El mejor arquero del mundo no puede hacer esto. Deja que su “pin” flote. Siga su proceso hasta que el disparo se rompa y llegue al objetivo. Si ejecutó sin problemas, dispare otra flecha. Ahora tire una tercera. Si todas sus flechas caben dentro de una pelota de golf, está haciendo las cosas bien. Repite el proceso una y otra vez. ¿Cuantas veces?. Siempre que sus músculos se sientan bien y esté haciendo que cada flecha sea la mejor posible, tantas como quiera.

Aumentamos hasta los 30 metros. Nada cambia. Antes de empezar a tirar, comprenda que el movimiento de su índice puede aumentar un poco. Su “Pin” cubrirá el punto un poco más y el objetivo puede parecer un poco más pequeño. El movimiento de flotación también puede aumentar ligeramente. No es problema. Ya tiene un sistema. Siga su proceso y suelte la flecha. Una vez más, necesita un grupo de tres disparos perfectamente ejecutados. El objetivo es un grupo más pequeño que el diámetro de una pelota de béisbol (7 cm.).
Nuestra última distancia de corto alcance es de 40 metros. La mayoría de sus tiros de caza con arco se realizarán a distancias entre 20 y 40. Cualquier cosa más allá de 40 comienza a entrar en el lado de largo alcance. Una vez más, nada cambia. La meta hoy son grupos de tres flechas que son consistentemente del diámetro de una pelota de softbol (10 cm.).

Debe estar varias semanas tirando a 20, 30 y 40 metros. Si en algún momento comienza a sentirse ansioso o si alguna parte de su sistema comienza a fallar, deje de disparar. Disparar flechas sin rumbo fijo no solucionará el problema. Lo empeorará. Entonces retroceda 10 metros, coloque el parapeto sin diana, relájese y deje que el proceso entrenado dispare el arco.

También es una gran idea entrenar sobre una diana  3-D. No querrá pasar todo su tiempo entrenando a hacer puntos. Sí, las dianas tridimensionales tienen anillos de puntuación, pero ese no es su objetivo. Su objetivo es enviar al bicho grupos de muerte de tres flechas desde rangos de 20, 30 y 40 metros. Una diana 3-D agregará algo de realismo y ayudará a aliviar cualquier ansiedad que pueda sentir al disparar a un punto fijo.

Ha estado practicando y le funciona, verdad? Se siente seguro y lanza flechas al 10 a distancias entre 20 y 40 metros? Bien, se ha construido los cimientos. Ahora es el momento de empezar practicar para mayor distancia. Solo recuerde, antes de practicar a distancias largas, la caza  con arco es una actividad de corto alcance. No estamos practicando a tirar para cazar a 80 metros, así que podemos quitarle la tensión a esta distancia. Estamos construyendo nuestra habilidad de tiros largos para hacer que esos tiros cercanos resulten súper fáciles, incluso cuando los nervios aumentan.

50 y 60
.

He disparado a un grupo de animales mientras estaba al rececho a distancias de entre 50 y 60 metros. El venado parece tener un sexto sentido que los pone en alerta cuando los cazadores con arco se arrastran dentro de la marca de 60 metros. En mi opinión, si vas a cazar al rececho debes poder lanzar una flecha letal a 60 metros si planeas llenar el congelador algún día.

Antes de colocar esos pines de 50 y 60  metros o marcar sus referencias de visor a estas distancias, vuelva a colocar el parapeto sin diana o con una superficie lisa. ¿Por qué?  A estas distancias se ampliará su movimiento de flotación. Su índice, especialmente cuando se coloca en un punto, parecerá cubrirlo. Esto puede provocar ansiedad. Además, factores naturales como el viento aumentarán el movimiento de los pines. Dedique algún tiempo a disparar flechas a estas distancias con un parapeto sin diana. Elija un lugar imaginario y revise su sistema hasta que fluya el disparo. Aprenda lo que se siente al ejecutar a estas distancias antes de disparar a un punto.

Ahora que ya ha tirado algunas flechas a 50 y 60 metros, no vaya directamente a disparar sobre una diana. Más bien, enfréntese sobre una diana de 3-D. Nuevamente, no está apuntando a un punto exacto. Dejas que su pin flote sobre la diana, donde quiere golpear al animal, y ejecute. Haga esto durante varios días, y cambie la posición y el ángulo de la diana para practicar diferentes vistas. Disparar a muchos ángulos genera confianza.

Coloque una diana o un punto en el parapeto para practicar el siguiente paso. Si ha hecho objetivo en la diana 3-D, este proceso será muy sencillo. Asegúrese de colocar un punto que sea lo suficientemente grande como para que su pin no lo cubra por completo. Un punto de 8 o 10 centímetros a estas distancias está bien y asegúrese de que el punto no sea del mismo color que su pin. Comience con la práctica. Que no cunda el pánico. Confíe en el sistema que ha entrenado. Respire y ejecute.

No se dé por satisfecho todavía. Sí, está acertando un buen número de tiros a 50 y a 60 metros, pero tiene que asegurarse. El día después de un entrenamiento bueno, vaya y dispare un par de flechas frías. Por frías, me refiero a calentamiento cero. Colóquese a 50 metros y dispare una flecha a su diana 3-D, y luego repita el proceso a 60 metros. Usted sabe si ha disparado con el pin en el objetivo. Sintió que su flecha daría en el objetivo antes de que llegaran allí?. Si las flechas han dado en el blanco, está listo para las distancias de  50 y 60 metros.

70 y más.

Nuevamente, debe comenzar con un parapeto sin diana a cada distancia antes de utilizar directamente una diana 3-D. Además, no debe establecer más de una distancia por día. Si está entrenando a 70 metros, por ejemplo, pase el día trabajando a esa distancia. Su objetivo es recordarle constantemente a sí mismo que el tiro que hace a 70 es el mismo tiro que hace a 20. Manténgase fiel a su sistema y ejecute su tiro, y no se asuste si pone una flecha o cinco fuera de un punto de 15 centímetros de diámetro durante su sesión de rodaje. Es importante recordar que 70 metros es una distancia muy larga y tendrá flechas que no siempre den en el blanco. Su progreso sobre los 70 metros esta si el día siguiente a su sesión de entrenamiento realiza un disparo mortal en la espuma 3D  con su primera flecha del día, entonces está listo para continuar avanzando.

El proceso para entrenar distancias de 80, 90 y 100  metros refleja el proceso de 70 metros. El tamaño del punto sigue siendo de 15 centímetros de diámetro, y debe practicar mucho más tiempo disparando a una diana 3D a estas distancias que a una diana. La clave, al igual que disparar a cualquier distancia, es hacer que cada flecha sea lo mejor posible. No vuelva a coger malos hábitos como pegar gatillazos u otros métodos para disparar. Todo se magnifica a esas distancias. Si bien un tiro rápido puede ponerle un poco alto o bajo a 30 metros, fallarás al objetivo a 80 metros. Manténgase tranquilo, fresco y sereno. Cuando se concentre en ese objetivo 3D, flote su pin y deje que su tiro fluya. Haga esto con cada tiro en 3D. En una situación de caza real, si apuntas un poco por delante, todavía estás en los pulmones y fuera del hombro. Si apuntas un poco por detrás, obtienes hígado, que funcionará si no levantas al animal.

Mantenga la rutina

La clave de la precisión, especialmente cuando se trata de precisión de larga distancia, es mantener una rutina. No perfeccione su sistema, téngalo como bueno. Sigua practicando. Entrene regularmente a distancias cercanas y lejanas y asegúrese de no disparar siempre distancias que terminen en cero o cinco. Entrene tiros de 47 y 53 metros en el campo para saber que puede hacerlos. Participe en algunos torneos en 3-D para hacer que la tensión surja y simule escenarios de tiro en el campo. También le ayudara el disparar contra otros tiradores. Ejecutar bien frente a tus compañeros crea situaciones de presión que le enseñan a manejar estas situaciones para ser letal en el campo.

 

 

 

tr>